el craftivismo: lo que es y lo que podría ser

                                                                               (de la serie “Deep Thoughts Dictated To Me By Cat-Shit-Parasytes)


“craftivism is a way of looking at life where voicing opinions through creativity makes your voice stronger, your compassion deeper & your quest for justice more infinite” Betsy Greer
(el craftivismo es una manera de ver la vida en la cual dar voz a las opiniones a través de la creatividad hace que esta voz se fortalezca, que tu compasión sea más profunda y tu búsqueda de la justicia más infinita)
activismo y artesanía. mezclar las prácticas de las manualidades con las del activismo y el street-art. hacer la pancarta más efectiva en la mani. “decorar” las manifestaciones de una manera original y llamativa. dar a la conciencia social un toque irónico, o sexy. o simplemente reivindicar que la gente haga más manualidades, que vuelva a utilizar las manos…que se rompa la alienación que existe entre humano y objeto producido industrialmente. es lo que la gente piensa cuando se habla del “craftivismo”.
pero ¿qué tipo de relaciones y dinámicas pueden realmente haber entre las manualidades y el activismo? ¿cuál es realmente la experiencia de hacer las cosas poco a poco, manualmente? ¿qué tiene todo esto de único que puede transformar los modos de hacer del activismo?
una persona que se dedica a la fabricación y experimentación material tiene una experiencia táctil y temporal que es distinta a la que tienen la mayoría de las personas en una sociedad de consumo. ¿qué es lo que podemos aportar los que valoramos esta manera de construir, mirar y sentir a las prácticas de transformar el espacio público, las relaciones y la economía? ¿qué es lo que sabemos nosotros que incluso el activista más veterano no sabe?
la interacción actual entre los ámbitos de las “manualidades” y de la “transformación social” es todavía superficial y se plantea desde una relación jerárquica donde la artesanía y el arte “decoran” la política de siempre haciéndola más digerible. seguimos adoleciendo de este modelo clásico de comunicación donde hay un “emisor”, un “canal” y un “receptor”. el emisor, un supuesto agente de cambio social, sabe cómo es el cambio, cómo tiene que ser esta sociedad mejorada, y sólo debe encontrar el mejor canal para comunicarlo al receptor, a los demás, para así “iluminarlos”. como artistas o artesanos, nuestro papel en la actualidad es mejorar este canal, hacer que la comunicación sea más eficiente (…irónica, sexy…etc…). esta es una visión de la comunicación paternalista y rígida que realmente no hace nada más que reproducir la rigidez y el paternalismo del sistema actual.
las manualidades, a mi modo de ver, no imponen una visión predeterminada por encima de una realidad sino que están en constante diálogo con ella, es un proceso de ensayo y error. nuestra aportación principal es trabajar desde la presencia, observando la realidad y respondiéndole. nuestra capacidad de improvisar está basada en una virtuosidad fruto de mucho juego y experimentación. somos como un músico de jazz, todo potencialidad y capacidad, preparados para responder al contexto, sabiendo que cada vez va a ser diferente, un juego entre repetición y variación. ¿será posible llegar a este nivel de virtuosidad, apertura y cuidado en el manejo de nuestros espacios públicos, nuestras economías alternativas y locales, nuestras relaciones vecinales?
“Eskimos crafted their equipment with considerable care because they had a high sense of care for each other” (Murray Bookchin, The Ecology of Freedom)
(los eskımales construían sus herramientas artesanalmente con cuidado y cariño porque tenían mucho cuidado y cariño el uno por el otro)
En el libro “The Ecology of Freedom”, en un párrafo que paso de buscar ahora mismo para citar :–), Murray Bookchin describe el diálogo que surge entre el artesano y la materia al momento de producir un objeto. Según Bookchin, este artesano empieza sólo con una idea general de lo que va a producir y va respondiendo a las vetas y a las formas que encuentra en la madera (o en cualquier otro material) con la que está trabajando. aunque este ejemplo viene de una sociedad de creencias animistas, donde los objetos son percibidos como poseedores de conciencia, siento que esta actitud de diálogo sigue existiendo en la actualidad en el trabajo artesanal, sobre todo cuando hablamos de las nuevas corrientes del reciclaje. el artesano reciclador, a diferencia del diseñador, no imagina algo en su cabeza para después aplicarlo a la realidad. el reciclador empieza con un proceso de observacion: “¿cuál es el material que se encuentra en abundancia y no tiene uso?” “¿cuáles son los deshechos de la sociedad de consumo?”. idealmente, el reciclador también realiza un proceso de observación de su contexto social, dando cuenta de las necesidades y deseos de su entorno y respondiendo a ellos. el proceso artesanal es un proceso de escucha y de actuación cuidadosa. en la cita al principio de este párrafo, Bookchin traza la conexión entre las relaciones entre el artesano y su trabajo y las relaciones entre los humanos. el animismo me parece una creencia útil, que podría provocar un cuidado general a extenderse por nuestras relaciones humanas y materiales.
gran parte del activísmo se dedica a la comunicación. el propósito (al menos el explícito) es el de expresarse (normalmente rabia e indignación). pero cuando muchas personas salen a la calle a la vez, hay otras cosas que comienzan a pasar más allá de esta pura expresión de rabia y opiniones. hay algo que se construye allí entre todos, un modelo temporal de cómo pueden ser las cosas. nuestro problema es que por la carencia del aspecto artesanal de las cosas, no sabemos cómo construir una versión de lo mismo que perdure en el tiempo, una versión similar en la cual nos gustaría habitar. es en este sentido que me gustaría aplicar procesos cuidadosos que presten atención al detalle y que no sufran de una urgencia que al final no es nada más que nuestra respuesta (natural y normal) al pánico que nos están intentando dar desde arriba con mensajes de “crisis” y “violencia”.
pero ¿cómo puede ser un activismo inspirado por el ‘craft’? ¿cómo serían los procesos sociales que están hechos para perdurar en el tiempo porque han sido construidos momento a momento, punto por punto, con una flexibilidad que sólo el saber de la experiencia sostenida puede dar? realmente tengo pocas pistas. una es lo que está pasando en la Placeta de Sant Fransesc cada martes como parte de la experiencia Cruilles. Los vecinos que ahí nos reunimos, algunos ya hace 10 años, sabiendo que la repetición no es aburrimiento sino lo opuesto, porque cada repetición es única; que volver cada martes no tiene nada que ver con la perseverencia ni con la paciencia, así como lo sabe la persona que acaba de aprender a tejer y pasa la noche hasta las 2 ó 3 de la mañana tejiendo ‘sólo un punto más’ o ‘sólo una línea más’, anticipando con curiosidad ese nuevo punto o línea para ver cómo se transforma el tejido, qué sorpresa le traerá. en el CentrodeCultivosContemporaneosdelBarrio, este próximo otoño estamos pensando arrancar con un proceso para aplicar los principios y las herramientas de la permacultura a la gestión y diseño del local. el primero de estos principios ‘observar e interactuar’, tiene mucho que ver con este proceso de diálogo artesanal de cual hablo, al igual que otro de los principios: ‘adaptarse creativamente al cambio’. ¿podemos conseguir transformar esta esquina de la ciudad así como se transforma el tejido de un tejedor novato? ¿podemos transformar dando un paso tentativo tras otro o haciendo y deshaciendo cuidadosamente, siempre a la escucha? ¿podemos tratar el espacio público con sus piedras, aceras, escaleras y palmeras, como si fuesen humanos, proponiéndoles nuestros proyectos? me imagino que sólo podremos tratar a los objetos inanimados como humanos si además empezamos a, sorprendentemente, tratar a los humanos mismos como si fuesen humanos.
en su momento, a principios de la década del 2000, me estaba dedicando mucho a participar en la organización de acciones y protestas, y creí que la acción directa creativa podía reemplazar las típicas actividades del ocio, creando un tipo de cultura que fuera participativa y empoderadora. “¿por qué no, en lugar de ir al cine para olvidar y escapar, salimos a la calle y ponemos el mundo al revés?” pensaba. pero ahora ya no creo en el ocio. me he vuelto incluso más radical. la cultura y el ocio como campos separados de las actividades cotidianas de la vida, como un paréntesis, ya no me interesan. me parece que vienen a aliviar un mundo donde todos estamos alienados de nuestro trabajo, donde no lo disfrutamos ni creemos en ello, que nuestra cotidianidad no nos satisface y por eso tenemos que parar e ir al cine (o poner el mundo patas arriba participando en una mani creativa).
pero ¿por qué no ponemos el mundo patas arriba de verdad, a largo plazo y de modo permanente, construyendo una locura creativa “bien hecha”, convirtiendo toda producción en un tema de thelonious monk? quizás dejando el espacio para que cada momento de este proceso nos sorprenda, generaremos en el transcurso unas relaciones humanas que nos empoderarán, desbordando el sistema actual desde abajo con nuevas maneras de hacer. en otras palabras, no quiero poner más el grito en el cielo contra la economía y sus dinámicas devastadoras (la crisis etc…). quiero generar yo (nosotrxxxs?) otra economía, una economía que no esté separada de mis capacidades de entenderla, alienada de mi por una ciencia social incomprehensible, una economía que es como un juego, una que conozco íntimamente por haberla hecho y deshecho yo mismo cientos de veces. una economía construida por un proceso de acción social artesanal.
“don’t hate the economy. be the economy”
alguien se apunta?

Advertisements

4 responses to “el craftivismo: lo que es y lo que podría ser

  1. Pingback: El craftivismo: lo que es y lo que podría ser « TEORIFICIOS·

  2. Pingback: Cerrando el cccb (y una invitación) | centrodecultivoscontemporaneosdelbarrio·

  3. Pingback: Cultivando micropoderes: o craftivismo | A Decolonial·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s