un regalo peligroso

NUESTRA MISIÓN: El proyecto Icarus visualiza una nueva lengua y cultura en armonía con nuestras experiencias relacionadas con enfermedades mentales en vez de tratar de insertarnos en un marco de vida convencional. Somos una red de gente que vive con experiencias comunmente etiquetadas como bipolar o locuras similares. Creemos que se nos ha dado un regalo peligroso que debe ser cuidado y cultivado, y no una enfermedad o un desorden que debe ser suprimido o eliminado. Agrupándonos como individuos y como comunidad, los hilos entrelazados de la locura y la creatividad pueden inspirar esperanza y transformación en un mundo dañado y reprimido. Nuestra participación en el Proyecto Icarus nos ayuda a superar la alienación y a liberar el verdadero potencial que yace entre la brilantez y la locura.

NUESTRA VISIÓN:
Juntos, llamamos a tener nuevos espacios y libertad para los estados extremos de conciencia, y alternativas al modelo médico y a la herencia traumática del abuso psiquiátrico. Reconocemos que vivimos en un mundo loco, e insistimos que nuestras sensibilidades, visiones, e inspiraciones no son necesariamente síntomas de enfermedad. A veces, el colapso puede ser la entrada de la salida. Llamamos a más alternativas para entender y tratar la angustia emocional, y creemos que cada uno, sin importar la posición social, debe tener acceso a estas opciones. Consistente con la visión de Icarus, respetamos la diversidad y abrazamos la reducción del daño y la autodeterminación respecto a las decisiones sobre tratamiento: todas las personas son bienvenidas independientemente del tratamiento que hayan elegido y de su aceptación o rechazo de las categorías de diagnóstico. Para asegurar la continuidad de nuestra honestidad y autonomía, no aceptamos financiamiento de compañías farmacéuticas. Invitamos a cualquier persona que comparta la visión de Icarus a sumarse, y elegimos el “Proyecto Icarus” o cualquier otro nombre para los esfuerzos independientes que los inspiran.

NUESTRO TRABAJO: El proyecto Icarus es una aventura colaborativa y participativa motivada por la inspiración y la ayuda mutua. Traemos la visión de Icarus a la realidad a través de un personal nacional colectivo y una red de grupos locales autónomos. El personal de Icarus apoya la visión del proyecto y nutre los grupos locales facilitando una comunidad virtual, distribuyendo publicaciones, educando al público, ofreciendo herramientas, compartiendo habilidades, creando arte, defendiendo nuestros derechos, realzando las capacidades de la comunidad, ofreciendo asistencia técnica, proporcionando inspiración y solidaridad y haciéndose cargo de tareas domésticas nacionales. La red de grupos locales reúne gente localmente para escuchar, educar, apoyar, ayudarse mutuamente, hacer arte, militar, acceder a alternativas y cualquier otra empresa creativa que puedan imaginar.

NUESTROS PRINCIPIOS:

Más allá del modelo médico Mientras que respetamos las decisiones de las personas respecto a que tratamiento seguir, no nos definimos como esencialmente enfermos, desordenadoss, rotos, culpables, y existiendo dentro de los límites de los diagnósticos. Estamos explorando territorio desconocido y no nos movemos orientados por los mapas contorneados por médicos y compañías farmaceúticas. Estamos configurando nuevos mapas.

Sin juzgar y respetando la diversidad Damos la bienvenida a la gente que toma drogas psiquiátricas y a las que no, así como a la gente que utiliza etiquetas de diagnóstico como “bipolar” para describirse a si mismas como a quienes no se identifican con estos términos. No excluimos a personas basados en opiniones políticas, estilos de vida, uso recreacional de drogas, comportamiento “criminal” u otras identidades exteriores. Todos tenemos mucho que aprender del otro, así que respetamos las opciones de cada uno. Mientras que el sistema social actual y el modelo médico tienden a dividirnos, queremos que nuestras experiencias con la locura – así las entendemos – nos unan.

Educarnos sobre las alternativas
Mucho de lo que nos dicen los medios, el establishment médico, y las instituciones sobre “enfermedad mental”, drogas psiquiátricas, y cómo tenemos que vivir nuestras vidas no es cierto. Nos educamos a nosotros mismos y entre nosotros. Cuestionamos lo que escuchamos en televisión y lo que leemos en los consultorios médicos. Exploramos acercamientos holísticos y espirituales para manejar nuestros estados extremos de conciencia. Aprendemos tanto como podemos sobre los tratamientos médicos que estamos siguiendo, y nos alentamos a hacer elecciones informadas. Icarus es un santuario para la gente que piensa fuera de la corriente principal y que crea sus propias definiciones de la salud.

No jerarquía/contra la opresión Los grupos locales tienen que ser anti-autoritarios, inclusivos, y trabajar contra el racismo/clasismo/sexismo/homofobia y otras opresiones. Somos una red de apoyo de salud mental radical; los grupos afiliados crean espacios seguros y desafiantes donde el comportamiento opresivo no es tolerado.

Equilibrando acción y bienestar Icarus es un espacio de apoyo mutuo para practicar un verdadero cuidado de uno mismo: asegurando que no descuidemos aspectos personales básicos como el alimento, el descanso, el ejercicio, y la comunidad; animándonos mutuamente a comprometernos con la cantidad de trabajo que realmente podemos hacer, y no empujarnos más allá de nuestros límites; desafiándonos a encontrar rutinas y proyectos diarios que nos ayuden a cumplir nuestros sueños y a tener la estructura suficiente como para transcurrir.

Acceso No necesitamos más alternativas que solamente la gente rica pueda permitirse. Todas las reuniones de Icarus siguen la política: “nadie es rechazado por carecer de fondos”. Trabajamos para crear opciones y opciones que estén disponibles para todos.

No violencia Creemos que provocaremos un cambio duradero en el mundo dialogando, escuchando compasivamente, a través de la ayuda mutua y de redes locales de apoyo, que quizás con el tiempo puedan constituir alternativas viables al sistema de gobierno actual, burocracia, dominación y cultura corporativa.

Transparencia Creemos en el acceso público a la información sobre cómo tomamos las decisiones, gastamos el dinero, distribuimos las responsabilidades y cómo delegamos el trabajo que hacemos para organizar colectivamente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s